CIBanco
Acceso a clientes
Conozca nuestra
banca móvil
CIMóvil
Noticias

Noticia

Detalle de la noticia

Seguimos viviendo la...

Seguimos viviendo la disrupción que generó la pandemia......
  • Seguimos viviendo la disrupción que generó la pandemia, hay más riesgo sistémico, pero no significa que se vaya a romper una burbuja, estamos llegando a una nueva normalidad: Manuel Somoza y Jorge Gordillo

     

     

     

    Comentarios del licenciado Manuel Somoza Alonso, presidente de Inversiones de CIBanco, y del licenciado Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico

    y Bursátil de CIBanco, en Milenio Mercados en Perspectiva.

     

     

    MANUEL SOMOZA: Bienvenidos a Milenio Mercados en Perspectiva, aquí como todas las semanas con el licenciado Jorge Gordillo, director de Estudios Económicos de CIBanco, y su servidor Manuel Somoza para platicar de temas económico financieros en México y en el mundo.

     

    Empezaríamos como siempre haciendo una descripción de lo que sucedió en los mercados bursátiles en la semana que termina y fue una pésima semana. Los únicos que se salvaron fueron los mercados asiáticos, donde el Nikkei tuvo una pequeña alza del 0.25 por ciento y el índice de Shanghái creció 2.80 por ciento. Por lo demás, el Eurostoxx, el Dow Jones, el Standard and Poor's y Nasdaq, todos ellos tuvieron rendimientos negativos superiores al 4 por ciento, o sea, menos 4 por ciento fue el resultado en los índices en la semana. La misma Bolsa Mexicana de Valores siguió en la misma suerte con una baja de 4 por ciento en los pasados cinco días.

     

    Como contraste, las monedas se debilitaron con respecto al dólar. El euro se debilitó casi 2 por ciento, actualmente ya está en 1.05, y el peso mexicano también se debilitó para empezar a cotizar por encima de los 19.80, cuando ya llevaba mucho tiempo, o por lo menos un par de semanas cotizando sobre niveles de 19.55 a 19.60.

     

    ¿Cuál es la razón de todo esto? Bueno, se esperaba un dato ligeramente mejor para la inflación en Estados Unidos y no fue el caso. La inflación subió nuevamente, rebotó a 8.6. Ahora, aquí lo que preocupa a los mercados, además de la inflación per se, es cuál va a ser la reacción de la Reserva Federal en el caso de Estados Unidos. Pero esta semana fue de inflaciones, también salió la de México, no tan mala como la de Estados Unidos, ligeramente mejor que la del mes de abril, pero nada para festejar. La inflación bajó de 7.68 en abril a 7.65 en mayo, bueno, prácticamente se mantuvo en los mismos niveles.

     

    En Europa la inflación salió al 8.1 por ciento, el único país que sorprende es China con una inflación del 2.1. ¿Por qué? Bueno, porque en el Oriente no hay inflación, no hay inflación en China, tampoco hay una inflación ni siquiera importante en Japón, en fin. Algunos otros países sí le están sufriendo como Australia, pero en general el problema de la inflación es mucho más en Occidente.

     

    Pero bueno, para que nos explique las implicaciones de todo esto, para eso tenemos acá al experto Gordillo, que nos dirá qué podemos esperar. Me encantaría, Jorge, que nos pudieras decir qué podemos esperar de México y de la reacción del banco central, qué podemos esperar de la Reserva Federal en Estados Unidos y también lo que podemos esperar en el Banco Central Europeo que se manifestó en esta misma semana en relación a su política monetaria. Adelante, por favor.

     

    JORGE GORDILLO: Gracias Manuel, saludos a todos. Efectivamente, estamos inmersos en una incertidumbre muy peculiar, generando mucha volatilidad en los mercados financieros. Todo mundo estamos viviendo un fenómeno que no vivíamos en muchos años, en las economías desarrolladas más de 40 años, inflacionarios, que hemos hablado que tiene que ver con la oferta, con el tema de la pandemia, que había complicado muchas cadenas de valor, muchas situaciones que a la hora de abrirnos rápidamente a una mejor demanda, generaron muchas disrupciones, pero ya en este año hemos estado viendo un boom de demanda, la inflación ya está dando en el consumo, está dando en la reactivación económica por una nueva post-Covid.

     

    Y teníamos el miedo antes de que se juntaran los dos fenómenos y así es como estamos. Estamos viviendo dificultades en ceder la inflación en ese sentido porque estamos viendo inflación a lo mejor con más fuerza en energéticos y en alimentos, pero todavía muchos embates en consumo, en bienes y ahora un poco de presión en servicios en la medida que el consumidor está empezando a cambiar su manera de consumir, está empezando a irse a los cines, a los restaurantes, lo que no estaba haciendo en años pasados lo está haciendo y está incrementando la presión en los precios.

     

    Esta situación de que no cede la inflación, inmediatamente le pone una presión adicional a los bancos centrales que están restringiendo su política monetaria, están aumentando su tasa de interés y cada vez más, al no conseguir tener un efecto positivo o al no dar la señal de que sí están venciendo a la inflación, se ven en la necesidad de hacerlo todavía más.

     

    Ahora, por ejemplo, con este dato de inflación que acabas de mencionar, la especulación es que la Reserva Federal vaya a subir tasas de interés la semana que entra, pero también lo haga en el mes de julio y en el mes de septiembre por 50 puntos base, o sea, 150 puntos base de incremento en los próximos tres meses y dos más en lo que resta del año, o sea, que se vaya por arriba del 3 por ciento.

     

    Esto significará también un efecto negativo o una reacción por parte del Banco de México que quizá haga por lo menos lo mismo que la Fed y entonces cerremos tasas de interés de fondeo cercanas al 9 por ciento. Toda esta especulación es porque no cede la inflación y hemos comentado esto en semanas anteriores, necesita ceder la inflación para que cambiemos este discurso.

     

    Ahora, esto es por el lado financiero, pero esta subida de tasas de interés, ¿qué efecto tiene en la economía en general? ¿Va a frenar a la economía global? Por supuesto que lo va a hacer. ¿Cuándo? No sabemos. Entonces cada dato que sale estamos muy atentes para ver si es el momento en lo que lo está haciendo y por lo pronto a los datos de mayo no se ve el que la economía global se está frenando, pero posiblemente lo haga para final de año y entonces lo que estamos observando en el consumidor es que están generando un boom con la necesidad de salir a la calle y comprar. Pero el empresario está muy cuidadoso, está gastando sus inventarios, pero no está invirtiendo para el próximo año o para los dos años que siguen porque no sabe bien qué tanto se va a frenar la economía hacia adelante, entonces esta incertidumbre está generando muchas disrupciones sobre todo en precios y por supuesto está generando mucha volatilidad en los mercados financieros.

     

    MANUEL SOMOZA: Déjame darte mi opinión. Estoy de acuerdo contigo. Yo creo que la inflación todavía se va a tardar en bajar porque hay algo que la está molestando, al está incitando, la está alentando y es la guerra de Rusia con Ucrania. Para mí eso es definitivo.

     

    Ya sé que no son dos grandes potencias económicas, ni Rusia ni Ucrania, pero son muy importantes en el abastecimiento de petróleo, de gas natural, de fertilizantes, en fin, yo creo que la guerra es la peor noticia que pudimos tener en este año y creo que como no se ve una solución a corto plazo de ella, o por lo menos yo no la veo, creo que esto va a impedir que la inflación empiece a ceder más rápido.

     

    Sin embargo, estoy convencido de que sí va a ceder, a lo mejor nos tardamos tres o cuatro meses más, pero no solo los energéticos componen la inflación, entonces yo sí la siento que va a ir para abajo, porque además la apertura de China va a ayudar, en in, el mundo tiene que regresar a su normalidad.

     

    El incremento en las tasas de interés alrededor del mundo también va a ayudar a desalentar un poco el consumo y la demanda y yo sí veo a la inflación cediendo. A lo mejor estamos equivocados, no va a ser en el mes de julio, no creo, yo creo que vamos a seguir padeciendo todavía otro ratito, pero sí lo veo esto en la última parte del año. Pero sí quiero señalar que la bronca fundamental es Rusia, su actitud, su guerra estúpida que está dañando al mundo entero, pero sobre todo que está dañando a Europa.

     

    Yo, por las cifras económicas que veo, por ejemplo, veo a Estados Unidos crecer al 2.8 este año o 2.6, al 1.6 para el año entrante. Eso para mí lo traduzco como un aterrizaje suave de la economía, una recesión no es que sea imposible, pero creo que las probabilidades no son tan altas y además si se diera, sería una recesión pequeña, el final de un ciclo, finalmente las cosas están cambiando, se acabaron quince años de dinero barato, de dinero regalado, hoy volvemos a la realidad, esta es la realidad, no lo que vivimos en los pasados quince años, pero yo no soy pesimista, yo creo que el mundo siempre pudo crecer con inflaciones de 3 o 2.5 por ciento y con tasas de interés parecidas.

     

    Entonces a mí no me asusta, como sí le asusta a las nuevas generaciones, ver que la tasa sube al 3 por ciento. “Uy, qué horror”. Bueno, uy, qué horror en los últimos catorce años, pero los que llevamos más de cinco décadas viviendo en este medio, sabemos que es normal que exista una tasa de interés y que ese nivel normal anda ente 2.5 y 3.5 por ciento, que es al final a donde nos están llevando las proyecciones.

     

    Por eso les digo a los inversionistas: a ver, a lo mejor tenemos que recorrer las gráficas y lo que estábamos esperando de mejoras para junio, julio y agosto pues lo tenemos que llevar a la última parte del año, pero que se va a dar no tengan duda de que eso va a ocurrir porque los mercados siempre se reponen, la economía siempre se repone. Hoy somos mucho más poderosos que hace 100 años y hemos tenido crisis parecidas que hemos podido sortear y esta también se va a sortear.

     

    Entonces ese es mi mensaje, un poco de objetividad en relación a lo que podemos enfrentar, pero no es Disneylandia, vamos a tener que vivir con incrementos en las tasas de interés en México, en Estados Unidos, en Europa, va a seguir fastidiando el tema de la guerra porque esto no va a permitir que el petróleo y el gas bajen de precio, esto no va a permitir que fluyan los fertilizantes como deberían de fluir, porque Ucrania y Rusia producían el 70 por ciento de lo que consumía el mundo, y bueno, está bien, por eso nos vamos a atrasar, pero de que vamos a salir adelante, yo no tengo la menor duda.

     

    JORGE GORDILLO: Sí Manuel, seguimos viviendo la disrupción que generó la pandemia, estamos en una nueva época, estamos apenas ajustándonos a todos estos cambios que observamos al estar en confinamiento. Esto provocó que el mundo se endeudara más, que fuera a lo mejor un poco más riesgoso, hubo más riesgo sistémico, pero como dices, esto no significa que se vaya a romper una burbuja, simplemente significa que estamos llegando a una nueva normalidad que hay que afrontar con mayores tasas de interés, con mayor monitoreo, con mayor cuidado. 

     

    MANUEL SOMOZA: Así es. Pues se nos acabó el tiempo, mi querido Jorge, muchas gracias, pero sobre todo, muchas gracias a todos ustedes que con enorme paciencia nos ven semana a semana en Milenio en Mercados en Perspectiva. Nos vemos pronto.

     

    JORGE GORDILLO: Hasta la próxima semana.

    13/06/2022