CIBanco
Acceso a clientes
Conozca nuestra
banca móvil
CIMóvil
Noticias

Noticia

Detalle de la noticia

La decisión que tenemos...

La decisión que tenemos que tomar como inversionistas......
  • La decisión que tenemos que tomar como inversionistas, como analistas, es de ir moviendo nuestros portafolios de manera flexible y no caer en el pánico: Manuel Somoza y Jorge Gordillo

     

     

    Comentarios del licenciado Manuel Somoza Alonso, presidente de Inversiones de CIBanco, y del licenciado Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico

    y Bursátil de CIBanco, en Milenio Mercados en Perspectiva.

     

     

    MANUEL SOMOZA: Bienvenidos a Milenio Mercados en Perspectiva, aquí como todas las semanas con el licenciado Jorge Gordillo, director de Estudios Económicos de CIBanco, y su servidor Manuel Somoza para platicar con ustedes de temas económico financieros en México y en el mundo.

     

    Tuvimos una semana donde la volatilidad fue extrema, vimos de todo, era una semana muy importante porque se iba a pronunciar la Reserva Federal en relación a la política monetaria que piensa seguir hacia adelante. Todos los ojos estaban puestos ahí.

     

    La semana fue francamente mala porque tuvo inicio desde un viernes anterior, cuando salió el dato de la inflación en Estados Unidos que sorprendió por lo malo. Muchos pensaban que iba a mejorar la inflación en el mes de mayo y fue todo lo contrario, estuvo todavía más arriba que la de marzo, llegando a un horrible 8.6 por ciento.

     

    Esto evidentemente prendió todas las alarmas y trajo como consecuencia decisiones bastante drásticas de la Reserva Federal que vamos a comentar más adelante.

     

    Los mercados tuvieron otra semana muy, muy triste, el Nikkei perdiendo 6 por ciento; las bolsas europeas perdiendo 4 por ciento; las norteamericanas perdiendo prácticamente 5 por ciento los 3 principales índices; la Bolsa Mexicana de Valores no se escapó, también tuvo una baja del 2 por ciento. El peso se devaluó con respecto al dólar, igual que el euro se devaluó con respecto al dólar.

     

    Pero yo quisiera ya entrar en directo a qué fue lo que dijo la Reserva Federal. La Reserva Federal lo que dijo es que subiría la tasa de interés en 0.75 por ciento, 75 puntos base, con lo cual la incrementaba de su nivel mínimo de 0.75 hasta el 1.5 por ciento. Pero además, no solo fue importante esto sino también el sentir de hacia dónde va y el sentir de los miembros de la Fed es que la tasa va a seguir subiendo en el año y va terminar probablemente en diciembre en niveles del 3.4 por ciento.

     

    Fue muy curiosa la reacción de los mercados. Primero lo interpretaron bien, después del comunicado, ese día miércoles, las bolsas subieron en Estados Unidos, el Dow Jones subió 1 por ciento, el Standard and Poor's 1.5, Nasdaq 2.5 por ciento, pero 18 horas después, sin ninguna noticia de por medio, el sentimiento de los mercados cambió y todo eran números rojos al grado que las bolsas en Estados Unidos el jueves perdieron, el Dow Jones y el Standard and Poor's alrededor de 3 por ciento y Nasdaq más del 4 por ciento.

     

    También sin ninguna noticia de por medio viene el viernes y volvemos a ver números negros. Y para qué les platico de las monedas, para arriba y para abajo. El peso llegó a tocar en la semana niveles de 20.68, casi 20.70, luego también lo vimos cotizar sobre niveles de 20.30 y finalmente cierra la semana en niveles alrededor de 20.40. Y al euro lo vimos variar entre el 1.045 y el 1.055 dólares por euro. O sea que fue una semana para recordar.

     

    Pero a mí me gustaría escuchar la interpretación del licenciado Gordillo de por qué hizo la Reserva Federal lo que hizo y qué podemos esperar, pero sobre todo al final cuáles es nuestra impresión de lo que ahí sucedió.

     

    JORGE GORDILLO: Gracias Manuel, saludos a todos. Efectivamente, todos los ojos viendo a la Fed lo que detonó todo este nerviosismo es que como decías, la inflación parecía que había tocado ya techo en Estados Unidos y esperábamos que se fuera moderando ya un poco para el mes de mayo y no fue así. Se vuelve a incrementar a niveles más altos en este ciclo y entonces todo mundo voltea a ver qué va a hacer la Fed y el mercado previo a la reunión empezó a calentarse, a calentarse que incluso podría aumentar su tasa de interés hasta en cien puntos base y aceptar que el final del ciclo de alza de tasas de interés superara el 4 por ciento. Eso ya estaba en especulación antes de la reunión.

     

    Viene la reunión y efectivamente, la Fed dice que tiene que ser más contundente y que va a acelerar su ritmo de aumento de tasas de interés y de reducción de liquidez. Pero dice “no lo voy a hacer en cien puntos base, aumento 75 puntos base y no se acostumbren con este aumento, a lo mejor puede haber otro aumento de 75, pero no voy a seguir aumentando tan rápido hacia adelante”. Esto al mercado le pone un techo y por eso reaccionó en el corto plazo de manera positiva.

     

    Pero lo que le preocupa al mercado ahora es que estos movimientos han sido muy rápidos, no tanto que la tasa de interés vaya a llegar al 3.5, 3.8, este nivel ya lo hemos visto en 2014, en 2008, más bien la velocidad en la que está subiendo la tasa de interés en Estados Unidos, acompañado por una restricción de liquidez, tiene a todos muy preocupados porque no lo habíamos visto en las últimas décadas, si la economía norteamericana tiene capacidad para aguantar este movimiento tan acelerado en las tasas de interés y no romper esta dinámica que tiene de recuperación y caiga en una recesión. No tenemos manera de saberlo, pero también es histórico el nivel que se tiene de inflación en las últimas décadas.

     

    Entonces esta incertidumbre está provocando que los mercados empiecen a apostar y a especular sobre la posibilidad de una recesión el próximo año y por eso volvemos a ver correcciones fuertes en los mercados. Nada está escrito, todo lo tenemos que ir viendo conforme va a ir dándose, sobre todo los datos de inflación y los datos económicos que se vayan dando en los próximos meses.

     

    MANUEL SOMOZA: Yo estoy de acuerdo, lo único que añadiría es que hay un elemento canceroso en todo esto que es la guerra de Rusia y Ucrania que no permite ver con mayor claridad y también está imprimiéndole mucha incertidumbre al sentir de los mercados. A veces las decisiones se están tomando con el estómago, otras veces con la cabeza y por eso vemos estas fluctuaciones de lado a lado.

     

    O sea que aquí lo importante para mí, mi querido Jorge, es cuál es nuestra opinión, qué pensamos nosotros que va a pasar, más allá de sentimientos y otras cosas. Siendo razonables y viendo lo que podemos ver, hay muchas cosas que no podemos ver, cuál pensamos nosotros que sea el escenario más probado.

     

    JORGE GORDILLO: Bueno, en lo que sí tenemos más seguridad es que este movimiento, esta acción que está haciendo la Reserva Federal en su política monetaria, sí va a enfriar la economía norteamericana, eso sí va a pasar, de eso no tenemos la menor duda y eso se va a dar en los próximos trimestres.

     

    Ahora, qué tan profundo va a ser este enfriamiento, si va a ser suficiente para tener una recesión técnica el próximo año, en algunos trimestres o va a ser más profunda como para generar un ciclo más negativo para todos. Esto lo vamos a ir viendo conforme va pasando el tiempo.

     

    Yo creo que la decisión que tenemos que tomar como inversionistas, como analistas, es de ir moviendo nuestros portafolios de manera flexible y no caer en el pánico que normalmente pasa y en estos momentos ante la incertidumbre, porque nosotros creemos que los siguientes datos de inflación no van a ser tan malos como los que vimos en mayo y esto puede moderar un poco el sentimiento y cambiar un poco la reacción de los mercados hacia adelante.

     

    MANUEL SOMOZA: Yo estoy de acuerdo en tu mensaje, las decisiones de la Fed seguramente van a hacer que el crecimiento de Estados Unidos sea más lento este año, ellos mismo lo están diciendo, el mismo Powell dijo “este año no vamos a crecer tanto, vamos a crecer al 1.7 por ciento y es probable que podamos crecer a ese mismo ritmo el año entrante”. O sea que tenemos que prepararnos para crecimientos menores, no me cabe la menor duda. Pero también debemos estar preparados para tener escenarios que pudieran ser un poco más adversos, de ninguna manera soy catastrofista, no he visto ni he leído pronósticos sobre una gran recesión, de larga duración ni mucho menos, puede ser que nos enfrentemos a algún trimestre, como bien dices, el año entrante que pueda ser negativo un poquito, pero finalmente podría cerrar esa economía con números negativos. O sea que estaremos preparados.

     

    Pero ahora me gustaría brincar y decir: ¿y qué repercusiones crees que tenga esto en México? Porque evidentemente todo lo que pasa allá, nos va a pegar. Yo anticipo que el crecimiento más lento de la economía norteamericana pues también prende focos en México porque puede afectarnos, por ejemplo, en las exportaciones. Nuestros costos de operación van a seguir subiendo, el costo de la deuda externa y su refinanciamiento va a ser bastante más caro, en fin, podemos tener mayores déficits, menores flujos hacia México, pero cómo la ves tú. ¿Qué hará Banco de México?, que también es muy importante.

     

    JORGE GORDILLO: Tal cual. Primero, la primera repercusión es efectivamente que se van a recortar las expectativas de crecimiento, a lo mejor no tan drásticamente como lo hizo la Fed en Estados Unidos, aquí la política monetaria tiene una menor afectación, aumentos en la tasa de interés afectan menos en la economía mexicana de como lo hacen en Estados Unidos, pero sí va a haber recortes, esperamos todavía un menor crecimiento, y como dices, va a haber una mayor presión sobre las finanzas públicas, un mayor déficit, que nos va a poner en el contexto de mayor riesgo y hay que tener cuidado, todavía no en escenarios recesivos, pero sí en escenarios de más riesgo, de más preocupación.

     

    Esto va a obligar al Banco de México a seguir dando un mensaje de aumentos en la tasa de interés y muy probablemente por lo menos va a aumentare 75 puntos base como lo hizo la Fed. El mercado le va a presionar en los próximos días a que lo haga incluso en 100 puntos base, pero aquí la disyuntiva es como decíamos, la política monetaria en México tiene menor impacto en la economía que lo tiene en Estados Unidos, entonces hasta qué momento, hasta qué punto, tienes que separarte tanto de la Fed para generar una mejor repercusión sobre la inflación, esa es la cuestión de la que no estamos muy claros y creemos que no debería de acelerar la decisión de Banxico en aumentar de más o ampliar el diferencial que tiene con Estados Unidos.

     

    MANUEL SOMOZA: Sí, ojalá y actúe con prudencia, que no tengo por qué dudar que así lo hará. Yo estoy viendo la tasa en pesos a niveles de 9 por ciento para el mes de diciembre, que ¡aguas!, esa ya es una tasa que puede empezar a lastimar el crecimiento económico y entorpecer las actividades diarias de los mexicanos. Pero bueno, esperemos que Banco de México haga lo que tenga que hacer, pero también que tenga en cuenta que mucha de la inflación que tenemos en México es importada y no la vamos a eliminar subiendo simplemente la tasa de interés, por eso hay que ser prudentes porque tampoco la solución es mandar lasas tasas de interés hacia arriba no fastidiarle la vida a todos los pobres mexicanos.

     

    Bueno, pues se nos acabó el tiempo, mi querido Jorge, muchas gracias, pero sobre todo gracias a todos ustedes que están aquí con nosotros semana a semana en Milenio Mercados en Perspectiva.

    19/06/2022