CIBanco
Acceso a clientes
Conozca nuestra
banca móvil
CIMóvil
Noticias

Noticia

Detalle de la noticia

Es un presupuesto que no...

Es un presupuesto que no dice que se va hacer para......
  • Es un presupuesto que no dice que se va hacer para imprimir crecimiento, que es lo que necesita el país: Manuel Somoza y Jorge Gordillo

     

     

     

    Comentarios del licenciado Manuel Somoza Alonso, presidente de Inversiones de CIBanco, y del licenciado Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico

    y Bursátil de CIBanco, en Milenio Mercados en Perspectiva.

     

     

    MANUEL SOMOZA: Bienvenidos a Milenio Mercados en Perspectiva, aquí como todas las semanas con el licenciado Jorge Gordillo, director de Estudios Económicos de CIBanco, y su servidor Manuel Somoza, para platicar con ustedes de temas económico financieros en México y en el mundo.

     

    Iniciaría comentando que tuvimos una semana especialmente difícil en los mercados financieros de todo el mundo. El lunes fue un magnífico día, lleno de optimismo, pues se esperaba que el dato de la inflación del mes de agosto en los Estados Unidos empezara a mostrar que ese problema se empezaba a dominar.

     

    Sin embargo, tempranito en la mañana del martes, cuando salió el dato de la inflación del mes de agosto, pues todas esas ilusiones se vinieron para abajo. Se había creado una enorme expectativa de que los números iban a ser muy buenos, la mayor parte de los analistas coincidían en que la inflación bajaría del 8.5 que había sido el número que se había alcanzado en el mes de julio, al 8 por ciento en agosto y que la inflación subyacente permanecería prácticamente sin cambio o con algún pequeño incremento que no subiría arriba del 6.1 por ciento.

     

    La inflación nominal bajó del 8.5 al 8.3, lo cual es una buena noticia porque además ya era el tercer mes donde veíamos esta tendencia, la inflación nominal viene cayendo desde niveles del 9.1, y bueno, bajar al 8.3 no es cosa menor. Sin embargo, a los mercados no les agradó porque esperaban un 8, no un 8.3.

     

    Y lo que no fue una buena noticia, definitivamente, fue el incremento de la inflación subyacente, que pasó del 5.9 al 6.2. En las comparaciones mensuales lo que sucedió es que se esperaba que la inflación nominal se redujera de mes a mes en menos 0.1 por ciento y en lugar de que eso sucediera, se incrementó más 0.1 por ciento.

     

    Y por lo que se refiere a la inflación subyacente, se suponía que crecería tres puntos base, es decir, podría subir 0.3 en el mes y al final el incremento de mes a mes fue de 0.6, con lo cual, al final la subyacente tuvo el rebote que antes mencioné.

     

    La reacción fue verdaderamente exagerada en los mercados, las bolsas en Europa lo sufrieron, con bajas importantes, en Asia no tanto porque cuando la noticia salió los mercados asiáticos ya habían cerrado, pero en Estados Unidos verdaderamente hubo una crisis. El índice Nasdaq llegó a perder más del 5 por ciento, el Standard and Poor’s cuatro y pico por ciento, lo mismo que el Dow Jones.

     

    Pero no solo se afectó el precio de las bolsas y los índices, también se afectó el precio de las monedas. El dólar creció en precio porque con este mal dato de inflación todo el mundo supuso que la Reserva Federal incrementaría mucho la tasa de interés el 21 de septiembre, eso fortaleció al dólar y el euro, que había amanecido bastante ganador el lunes y cotizaba en 1.01, pues se cayó nuevamente a 0.99 contra el dólar.

     

    Y el peso mexicano, que había abierto ese martes en 19.76, bueno, cuando salió la noticia de inflación se fue a cotizar a niveles de 20.08, es decir, el peso se devaluó 28 centavos en cuestión de minutos.

     

    También se incrementaron en forma notable los rendimientos de los bonos de diez años cerca de once puntos base para pasar de 3.30 a 3.41, también en unos cuantos minutos. En fin, todos los mercados sufrieron cambios importantes en función de esta información.

     

    Quiero cerrar mi comentario diciendo que se dio lo que yo denomino la Ley del Péndulo, el lunes las noticias eran buenas y se maximizaron sus bondades, y el martes no eran tan buenas y se satanizaron éstas al extremo. Entonces lo que pasó con la opinión es que se fue de un lado para el otro buscando los extremos.

     

    En la semana lo que hemos visto es una cierta moderación, pero sigue la enorme preocupación de qué es lo que va a suceder hacia diciembre. El próximo evento es la reunión de la Reserva Federal y ya veremos cuánto incrementa la tasa de interés el día 21 de septiembre.

     

    Pero estoy seguro que la opinión del licenciado Gordillo nos va a ayudar mucho.

     

    JORGE GORDILLO: Gracias Manuel. Saludos a todos. Lo que estamos viviendo es un año muy atípico para las bolsas en el mundo, ha sido un año muy negativo, han estado muy golpeadas, en promedio están cayendo casi 20 por ciento en lo que va del año. Están muy afectadas por el tema de la inflación, aumentos en tasas de interés, la situación de la guerra, el problema energético.

     

    Entonces están ávidas de buenas noticias, los inversionistas están tratando de exprimir lo más que puedan la posibilidad de que esto empiece a cambiar de dirección, sobre todo en el tema inflacionario.

     

    La realidad es otra, la realidad es la que hemos estado comentando semana con semana: la inflación está disminuyendo, parece que ya tocó techo en Estados Unidos, está empezando a mejorar, pero no va a bajar tan rápido como quisiéramos. Apenas se mejoró toda la parte externa, la parte de las gasolinas, las gasolinas bajaron casi un 50 por ciento. Hoy vimos presiones todavía en Estados Unidos en sectores que no habíamos visto en meses anteriores, porque el consumidor está cambiando su gasto de comprar productos a los servicios, está saliendo a la calle, entonces estamos viendo presiones en los transportes, en las rentas de inmuebles, en la comida fuera de casa porque están yendo a las oficinas.

     

    Y entonces este tipo de cosas las seguiremos viendo hacia adelante y costarán un poco de trabajo en disminuir, hasta que no se enfríe del todo el consumo, como lo está queriendo hacer la Reserva Federal, aumentando tasas de interés.

     

    MANUEL SOMOZA: Así es. Yo nada más cerraría tu comentario diciendo que los mercados lo que tienen que tener es un poco más de paciencia, es muy difícil, prácticamente imposible, ver que la inflación caiga de la noche a la mañana, como por arte de magia. Eso no va a suceder.

     

    Yo me quedo ciertamente más tranquilo cuando veo que la tendencia es hacia abajo. Claro, la velocidad va a ser distinta a la que me gustaría ver, me gustaría ver rapidez en la caída, pero no la vamos a ver. Y tampoco vamos a ver un cambio radical en la Reserva Federal, ellos se tienen que cuidar, tienen que salvar la cara después de las enormes metidas de pata que tuvieron desde el principio de año, bueno, ya no se van a volver a equivocar y prefieren excederse a quedarse cortos. Entonces hay que tener ese cuidado.

     

    Pero en el fondo lo que realmente es cierto, es que la inflación creo que va a para abajo y en eso creo que no nos estamos equivocando.

     

    Además, en Estados Unidos también hubo información muy importante en Europa. La situación de la economía europea es preocupante, la guerra sigue fastidiando todas las expectativas, no permite que se tenga una muy clara visibilidad, pero lógicamente lo principal ahora es cómo combatir los precios de la energía y concretamente los precios de la electricidad, que han llegado a niveles inaceptables para los europeos, Jorge. 

     

    JORGE GORDILLO: Sí, gracias Manuel. Lo que pasa es que se viene el invierno y cada vez vemos más restricciones por parte del suministro que le está haciendo Rusia a Europa, entonces por fin se reunieron, tomaron una decisión de emergencia y la decisión de emergencia radica en separar un poco los precios de la electricidad con el gas, cómo le van a hacer las empresas que no usan gas para la electricidad para aprovechar esta coyuntura y cobrar de más para limitar su precio.

     

    Van a subsidiar parte de los insumos, algunas empresas utilizan gas para electricidad, y van a dar ayuda a algunos sectores. Ese tipo de acciones las van a intentar de manera emergente para poder sobrellevar el invierno y por lo menos quitar un poco la especulación que está provocando que los precios todavía suban de más a lo que hemos observado en los meses anteriores.

     

    MANUEL SOMOZA: Ahora, por último, se nos acaba el tiempo, pero revisamos el Paquete Económico para el 2023 de México. Honradamente no encontramos nada importante que comentar, es más de lo mismo, es un presupuesto que mantiene finanzas públicas sanas, mantiene el equilibrio de éstas, no nos pone en peligro en cuanto a que las calificadoras nos vayan a degradar, es más alguna ya se expresó en ese sentido de decir “no creo que tengamos que calificar mal a México”, esa parte está bastante cubierta.

     

    Para mí es un presupuesto que no me gusta, es un presupuesto triste, es un presupuesto que no trae nada que me diga que el país va hacer a través del presupuesto algo para imprimir crecimiento, que es lo que necesita el país. Yo llevo insistiendo mucho tiempo, cuatro años, diciendo que la inversión privada está estancada, que la inversión privada debe ser el motor del crecimiento, pero bueno, evidentemente es como predicar en el desierto. Esto es lo que me entristece.

     

    Pero por el otro lado, pues sí, es un presupuesto austero, es estable, el endeudamiento se cuida, en fin, no veo mayores problemas.

     

    JORGE GORDILLO: No sé si quieras tú cerrar muy rápido con algo de tu parte, mi querido Jorge.

     

    MANUEL SOMOZA: Bueno, lo que preocupaba es que a lo mejor en sus criterios, es sus predicciones, sobre todo en el crecimiento económico fueran un poco optimistas y esto generara a lo mejor un hueco o un desbalance que no quisiéramos ver.

     

    La verdad es que aunque existiera ese desbalance no es significativo, todavía los movimientos en deuda como porcentaje del PIB o déficit como porcentaje del PIB no son tan críticos y tan importantes, pero sí la otra parte que dices, porque no ha contribuido el gobierno en nada de la economía y si no lo sigue haciendo, lo que va a provocar es que las finanzas públicas cada vez estén más atoradas y cada vez se vayan desbordando o provocando un desbalance.

     

    JORGE GORDILLO: Así es. Bueno, pues muchas gracias Jorge, pero sobre todo muchas gracias a todos ustedes por estar aquí con nosotros semana a semana en Milenio Mercados en Perspectiva.

    18/09/2022