CIBanco
Acceso a clientes
Conozca nuestra
banca móvil
CIMóvil
Noticias

Noticia

Detalle de la noticia

El año que entra vamos...

El año que entra vamos a vivir una economía un poco......
  • El año que entra vamos a vivir una economía un poco más fría, con tasas de inflación bajando y con últimas tasas de interés arriba, pero ya con posibilidad de bajar: Manuel Somoza y Jorge Gordillo

     

     

     

    Comentarios del licenciado Manuel Somoza Alonso, presidente de Inversiones de CIBanco, y del licenciado Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico

    y Bursátil de CIBanco, en Milenio Mercados en Perspectiva.

     

     

    MANUEL SOMOZA: Bienvenidos a Milenio Mercados en Perspectiva, aquí como todas las semanas con el licenciado Jorge Gordillo, director de Estudios Económicos de CIBanco, y su servidor Manuel Somoza, para platicar de temas económico-financieros en México y en el mundo.

     

    Iniciaría esta comunicación diciendo que fue una semana buena para los mercados, sobre todo para los de Occidente, no así para los mercados asiáticos. El Nikkei perdió 0.74 por ciento en la semana, el Shanghái 1 por ciento. Las bolsas europeas estuvieron básicamente laterales, aunque el Eurostoxx 600 ganó el 1 por ciento en la semana, pero hubo alzas muy importantes en los principales índices en Estados Unidos. El Dow Jones subió 3 por ciento, el Standard and Poor’s 2.8 por ciento, Nasdaq se incrementó 3 por ciento. La Bolsa Mexicana de Valores se sumó a este rally y también se incrementó en 2.46 por ciento.

     

    En cuanto a las monedas, el peso ganó medio por ciento con respecto al dólar, 0.56, y el euro adelantó 0.94 por ciento. Vale la pena señalar que la moneda más golpeada fue el yen, que tocó 150 yenes por dólar y esto representa una devaluación contra el dólar del yen del 33 por ciento en lo que va del año, lo cual ha obligado al Banco de Japón a intervenir comprando yenes en el mercado, comprando bonos, para tratar de estabilizar su moneda. Pero bueno, eso fue lo que sucedió en los mercados.

     

    Sin embargo, el tema principal y de fondo sigue siendo la inflación, al inflación que no cede y los bancos centrales dando indicaciones de que van a mantener la dureza de la política monetaria para tratar de evitar que la inflación siga subiendo y que eventualmente llegue a bajar.

     

    Sin embargo, también este mismo sentimiento a veces pierde fuerza. Por ejemplo, a finales de la semana había rumores de que la Reserva Federal estaría evaluando la posibilidad de no ser tan ruda en el movimiento de alza que ha venido cacareando desde hace ya varios meses y esto ha hecho que los mercados de repente de estar negativos se pongan positivos y viceversa.

     

    La verdad, lo que hay alrededor de esto es una enorme, enorme especulación, pero a mí me encantaría escuchar al licenciado Gordillo con su opinión al respecto.

     

    JORGE GORDILLO: Gracias, Manuel. Saludos a todos. Efectivamente, lo que está atrás de la situación de inflación es que cada vez nos damos cuenta que los factores que la están componiendo no están fácilmente para ceder. Estamos viendo que van a costar varios meses en que baje rápidamente la inflación, sobre todo en el rubro donde está más intensa, por lo cual el banco central no puede dar la señal de que ya está al final de la curva, que ya se van a mejorar las cosas hasta no asegurar que esto suceda porque sabe perfectamente que el mercado financiero ha estado muy golpeado en el año, sobre todo en las bolsas de valores y está esperando una noticia para poder apostarle a la recuperación, para montarse en activos con riesgo y tiene un arma de doble filo esto porque esto también puede contagiar este sentimiento optimista de que ya estamos prontos a cambiar de esa inflación y puede provocar que los empresarios sigan manteniendo este escenario de aumentar precios en sus productos y servicios y provoquen algo que no quiere la reserva Federal.

     

    Por eso han sido tan contundentes todos los integrantes en conjunto de la Reserva Federal diciendo “no vamos a aflojar, no vamos a dejar de aumentar tasas de interés hasta que ceda la inflación” y permee en toda la población este discurso para que efectivamente baje porque sabemos ahora bien en el tiempo como quisiéramos, no va a ser tan rápido.

     

    MANUEL SOMOZA: Así es. Yo nada más agregaría que los mercados están esperando un incremento en la tasa de interés en Estados Unidos de tres cuartos de punto para la próxima reunión que va suceder a principios de noviembre. Luego falta otra reunión para diciembre, donde hay mucha especulación, el mercado está ahí un poco más dividido, pero quizá la mayoría piense también que 75 puntos base sería la respuesta correcta.

     

    Yo creo que es anticiparse demasiado porque faltan datos muy importantes, falta ver la inflación del mes de octubre, falta ver la inflación del mes de noviembre, en fin, faltan todavía muchas cosas para poder precipitarnos, pero los mercados hoy anticipan que la tasa de interés de referencia en Estados Unidos termina más en el 4.75 que en el 4.50 por ciento y eso evidentemente genera mucha especulación en los propios mercados, a veces para bien y a veces para mal.

     

    Pero además de este tema de inflación y tasas de interés, el mundo se enfrenta a conflictos geopolíticos que también son de muy difícil resolución. La guerra de Ucrania y Rusia es un elemento que está nublando la perspectiva. Yo honradamente no sé cómo va a terminar ese conflicto, lo que sí sé es que sigue molestando enormemente a todo el mundo, no nada más a Europa la existencia de esta guerra.

     

    Tenemos otro problema en Gran Bretaña donde la primera ministra duró 45 días, algo nunca visto, y todavía no hay un nuevo primer ministro en Europa. En el absurdo, se ha llegado a especular que podría regresar el impresentable de Boris Johnson. Entonces eso marca claramente cómo los ingleses traen un problema francamente serio.

     

    Y no podemos dejar a China atrás, China sorprendió esta semana, primero, porque no dio la inflación que puntualmente siempre nos daba, era la primera nación en anunciar su PIB, estábamos esperando el lunes el PIB de China del tercer trimestre, no salió, terminó su congreso, se religió por otros cinco años a Xi Jinping y no sabemos cuándo va a salir esta información. ¿Qué no habrá salido por el congreso o no habrá salido porque los datos de crecimiento no son los que quieren mostrar los chinos? Honradamente no quiero ni especular, pero bueno, ahí está el problema,

     

    Y además, se siente la agresividad entre China y Estados Unidos en la guerra por la tecnología. Biden quiere poner obstáculos a la exportación hacía China de material tecnológico que les permita a ellos seguir avanzando y ahí vamos a estar enfrascados durante mucho tiempo.

     

    No sé qué más pudieras decir, Jorge, del tema de Gran Bretaña y de China. ¿Te preocupa o no te preocupa?

     

    JORGE GORDILLO: Bueno, por supuesto para el mercado esa es la explicación por la cual no hay que ser tan optimistas de que las cosas vayan a cambiar rápido porque hay mucha tensión en el mundo geopolítico que fácilmente puede desbordar este buen optimismo y pueda volver a provocar otras presiones inflacionarias adicionales.

     

    Lo que sucede en Europa con esta crisis energética, que claro que se va a resolver, pero no se va a resolver en el corto plazo, entonces cómo la van a afrontar, cómo van a pasar el invierno, cómo va a pasar el principio del primer año la economía europea, en específico la economía del Reino Unido, con sus finanzas públicas tan apretadas, tan complicadas en deuda, es una incógnita.

     

    ¿Qué va a pasar con la guerra entre Ucrania y Rusia? Parece que no va a deshacerse rápido, sigue la tensión en una posible escalada en cuestión militar y bueno, el tema con China no es menor porque se vienen cambios importantes en la tecnología y cambios importantes en cómo vemos la economía, cómo estaremos plantados en la economía en los próximos años con estos cambios tecnológicos y quién lideré estos cambios tecnológicos no va a ser trivial para cómo se muevan los mercados y cómo se muevan las economías.

     

    Este año estuvimos viviendo épocas de subidas de inflación, altas tasas de inflación, subidas en las tasas de interés, ese es el año que vivimos afectados en los mercados financieros.

     

    El año que entra vamos a vivir una economía un poco más fría, con tasas de inflación bajando y con últimas tasas de interés arriba, pero ya con posibilidad de bajar.

     

    Va a ser un escenario un poco diferente, pero no hay que anticiparnos de más porque hay mucho riesgo en el entorno geopolítico al respecto.

     

    MANUEL SOMOZA: Así es. Algo que no comenté es que ahorita viene un periodo que puede ser muy peligroso porque al no haber noticias, queda el campo abierto a la especulación.

     

    La buena semana que tuvimos en los mercados, sobre todo en Estados Unidos, obedeció fundamentalmente a buenos resultados de las empresas al tercer trimestre, aunque aún son pocas las empresas que han reportado del Standard and Poor’s 500, de las que lo han hecho, que son como el 20 por ciento, el 77 por ciento de los resultados están arriba de los estimados, o sea que eso es lo que le ha dado fuerza a los mercados para tener esta recuperación que hemos visto en la última semana. Pero no podemos cantar victoria porque todavía faltan muchos reportes y vamos a ver qué es lo que sucede.

     

    También me llama la atención y aquí me encantaría tu comentario de que yo veo en los indicadores que revisamos toda la semana que el efecto de la tasa de interés ya en el 3.25, que próximamente será el 4, ya empezó a hacer mella en algunos sectores de la economía en Estados Unidos. Entonces no entiendo por qué el discurso sigue siendo tan agresivo cuando las medidas o la medicina empieza a ser efectiva. Todo el mundo sabía que no porque anuncies un incremento de tasas las cosas van a mejorar así como de la noche a la mañana, pero bueno, los indicadores adelantados sí dicen que las economías están, por lo menos la norteamericana y la europea, se están enfriando y que los efectos del incremento en la tasa de interés empiezan a tener sus resultados.

     

    No sé qué pienses al respecto, Jorge.

     

    JORGE GORDILLO: Bueno, lo que pienso yo es que hay indicadores, hay sectores, que no son tan rápidos en su reacción. Esos aumentos en la tasa de interés sí están empezando a dar señales de que tienen  efecto positivo en la inflación, pero no necesariamente en el corto plazo, algunos están tardando y van a tardar un poco más, como por ejemplo las rentas de casas, las ventas de automóviles, algunos servicios que tardarán un poco en reflejarse porque son contratos de más plazo y entonces la inflación no la vamos a ver mejorar en el corto plazo.

     

    Por eso es que la Fed quiere decir en su discurso “a ver, hasta que no llegue a cierto nivel en el que estemos cómodos, no piensen que voy a cambiar, no me hagan cambiar de discurso”, aunque a lo mejor suene por momentos exagerado, pero su plan es simplemente que el mercado no los orille a moverse de más por tratarse de anticipar.

     

    MANUEL SOMOZA: Me encantaría la semana entrante tocar el tema del tipo de cambio, me gustaría darle ese giro al programa para la semana entrante.

     

    Te agradezco mucho, Jorge, como siempre, pero sobre todo les agradezco a todos ustedes su presencia aquí semana a semana en Milenio Mercados en Perspectiva.

    23/10/2022