CIBanco
Acceso a clientes
Conozca nuestra
banca móvil
CIMóvil
Noticias

Noticia

Detalle de la noticia

Hay que ser todavía...

Hay que ser todavía conservadores, los mercados......
  • Hay que ser todavía conservadores, los mercados pueden ir para cualquier lado en el corto plazo: Manuel Somoza y Jorge Gordillo

     

     

     

    Comentarios del licenciado Manuel Somoza Alonso, presidente de Inversiones de CIBanco, y del licenciado Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico

    y Bursátil de CIBanco, en Milenio Mercados en Perspectiva.

     

     

    MANUEL SOMOZA: Bienvenidos a Milenio Mercados en Perspectiva, aquí como todas las semanas con el licenciado Jorge Gordillo, director de Estudios Económicos de CIBanco, y su servidor Manuel Somoza, para platicar de temas económico-financieros en México y en el mundo.

     

    Tuvimos una semana financiera bastante compleja, con comportamiento muy desigual entre los distintos mercados, sobre todo por zona geográfica. Por ejemplo, la bolsa en Japón a penas si subió 0.35 por ciento, cuando en China el índice más importante que es el Shanghai Composite, tuvo un incremento de 5 por ciento en la semana, lo cual fue magnífico a todas luces.

     

    En cambio, en Europa el crecimiento de las bolsas según el Eurostoxx 600 fue del 1.6 por ciento, mucho más moderado. Las bajas más importantes se vivieron en Estados Unidos con un Dow Jones reduciéndose en 2.24 por ciento, el S&P bajando 4.4 por ciento y el Nasdaq bajando 7 por ciento, 7.02 por ciento para ser más precisos. La Bolsa Mexicana de Valores tuvo una muy buena semana, con un incremento del 4 por ciento. El peso le ganó al dólar en 1.5 por ciento, llegó a cotizar a su mejor nivel de todo el año, en 19.50, 19.48 lo vimos tocar, y el euro perdió un poquito contra el dólar, 0.69 por ciento. Los resultados fueron realmente muy desiguales, sobre todo tomando en cuenta las zonas geográficas.

     

    La semana estuvo marcada por un gran comunicado que fue el que hizo la Reserva Federal el día 2 de noviembre, el miércoles, un comunicado que generó mucha incertidumbre, un comunicado que en su parte escrita los mercados lo recibieron muy bien, es más, las bolsas operaban en números rojos y cuando Jerome Powell leyó el comunicado pasaron de ser negativas a positivas, sin embargo, después, unos minutos después en la conferencia de prensa el mismo presidente de la Reserva Federal cambió sobre todo el tono del discurso, no tanto el sentido.

     

    Yo que lo pude ver primero sentí que había abierto una puerta como una posibilidad de empezar a aflojar en cuanto a la política monetaria, y en cambio en la conferencia de prensa lo sentí mucho más duro, mucho más agresivo diciendo que lo peor no era lo que estábamos viendo sino que las cosas se iban a poner más difíciles y la tasa iba a subir por encima de lo que se estaba viendo y que además éstas podrían durar en la parte alta más tiempo del previamente estimado.

     

    Esto evidentemente generó un enorme desaliento en las bolsas, se pusieron nuevamente en números rojos, muy rojos diría yo, y el efecto negativo duró todavía hasta el jueves. Luego el viernes viene el dato del empleo, se generan 261 mil nuevos empleos contra 193 mil estimados y las bolsas al principio lo toman bastante bien, luego regular y al final tuvimos un viernes con claroscuros, pero al final el dato del empleo a mí lo que me deja más claro es que sí llegó a alejar un poco el síndrome este de pensar en que viene una recesión muy severa.

     

    Cuando uno ve la fortaleza en el empleo, pues puede ser malo para los mercados en el corto plazo, pero es un buen signo de que esa economía tiene todavía mucho que dar y tiene mucho por dónde defenderse.

     

    Pero bueno, sobre de esto nos va a platicar el licenciado Gordillo, a quien yo le pediría que entrara al quite para que nos diga él cómo vio ese comunicado y cómo lo debemos de entender y cómo lo debemos de leer. Adelante, Jorge, por favor.

     

    JORGE GORDILLO: Gracias, Manuel. Saludos a todos. Sí, lo que estaba sucediendo previo a la reunión de política monetaria de la Fed es que el mercado empezaba a apostarle, lo comentamos la semana pasada, empezaba a apostarle a que a lo mejor la Fed ya estaba ya en la última parte de sus aumentos de tasa de interés, algunos comentarios que se colaron en la prensa diciendo que a lo mejor ya iban a evaluar los efectos que han tenido estos aumentos de la tasa de interés en la inflación, entonces todo el mundo empezó a apostarle que a lo mejor ya se iba a dar un discurso un poco más suave.

     

    Y lo que observamos en la reunión es lo que nos dice son dos cosas: primero, que va a ir evaluando de aquí en adelante lo que ha hecho, o sea, cada vez que aumente, el aumento acumulado lo va a ir evaluando sobre el efecto que pueda tener en la economía y en la inflación.

     

    Entonces eso nos hace pensar que a lo mejor sí se puede moderar en futuros aumentos en la velocidad, o sea, que la reunión de diciembre a lo mejor no aumente 75 puntos base sino lo haga en 50 puntos base. Eso lo tomó muy bien el mercado. Pero luego dice “pero ese no es mi último aumento, todavía estamos muy decepcionados sobre el efecto que hemos tenido sobre la inflación, estamos retrasados en cómo contener muchos sectores y muchos productos en el tema de precios e inflación, entonces no será el último, a lo mejor tendremos varios más”. Y a lo mejor el nivel más alto en el que debemos de fijarnos es el que a lo mejor va a estar más alto de lo que esperábamos. Si esperábamos un 4.50. un 4.75, entonces nos abre la puerta de que a lo mejor la Fed vaya a llegar al 5, o al 5.25 en su momento más alto el próximo año, o sea que vamos a tener un primer trimestre todavía con aumentos quizá de otros 50 puntos base, otros 25, adicionales, o sea, otros 75 puntos base el año que entra y cuánto tiempo se va a mantener en ese nivel y que podría ser más de lo que esperamos, entonces a lo mejor todo el 2023 esté en esos niveles.

     

    Ahora, todo esto es dependiendo qué pasa con el dato de inflación. Esto significa que seguiremos estando muy dependientes de lo que suceda con la inflación y simplemente lo que quiere la Fed es no cambiar su discurso para que no se adelanten los empresarios, no se adelante la economía y crea que ya pasamos este fenómeno inflacionario histórico.

     

    Entonces quiere ser contundente en el mensaje y hasta no ver que la inflación baje, entonces a lo mejor cambiará de discurso. Esto no le gusta en el corto plazo, como dices, al mercado, pero de alguna manera sí nos va a ir reacomodando a fijarnos en lo que nos tenemos que fijar, cómo va bajando la inflación y qué efecto va teniendo en la economía, que como dices, en cuestión de empleos todavía luce una economía sólida, una economía fuerte, en demanda de empleos, en oferta de empleos, en salarios, lo cual te hade pensar o le hace pensar al mercado ahorita que si viene una recesión, no va a ser ni profunda ni fuerte.

     

    MANUEL SOMOZA: Muy bien explicado lo de la inflación, estoy de acuerdo contigo, yo creo que el mercado ahorita ya está descontando que las tasas puedan llegar arribita del 5 por ciento, cuando hace una semana o dos pensábamos que el tope era 4.5, o sea que yo creo que eso es muy válido.

     

    A mí me dejó un buen sabor de boca el dato del empleo porque sí creo que esa economía puede entrar en una recesión, pero con esa fortaleza en el empleo a mí me parece que ayuda a pensar que puede ser una recesión más leve de la que algunos están proyectando.

     

    Puede que sea un dato que no es muy bueno para los mercados porque a lo mejor unos creen que la política monetaria todavía no está incidiendo en ello. Yo creo que al final el dato más importante lo vamos a tener el día 9 que va a ser la inflación de octubre. Ahí vamos a ver qué es lo que está pasando, todavía queda pendiente la inflación de noviembre, la vamos a ver antes de la última junta de la Reserva Federal, creo que hay que ser todavía conservadores, los mercados pueden ir para cualquier lado en el corto plazo porque evidentemente todavía no se ve clarísimamente cuándo va a empezar a bajar la inflación.

     

    Ahora, quiero cerrar con algo y esta es una opinión muy personal. Yo pienso que dentro de un año la inflación va a ser sensiblemente más baja que la de hoy. Y la inflación muchas veces se mueve por expectativas y lo que a veces critico de la Fed es que no se atreva a comprometer una opinión en el sentido de cómo la ven hacía adelante, porque su opinión sería muy importante para validar o no validar las expectativas en cuanto al crecimiento de los precios.

     

    A veces no me gusta la visión que tiene la Fed de tantos discursos en el cortísimo plazo y se les olvida qué va a pasar dentro de un año, cuando creo que deberíamos de estar viendo hacia adelante. No sé qué pienses tú, mi querido George.

     

    JORGE GORDILLO: Si me permites, me parece muy importante esto que dices porque la Fed quiere tener efecto en dos momentos. En la inflación de ahora, tratando de disminuir el consumo, tratando de enfriarlo, tratando de provocar que la gente consuma mañana y no hoy, y en la expectativa de inflación, dándole la confianza al empresario y la confianza al consumidor de que la inflación va a ser menor a la que está ahorita.

     

    Hoy la expectativa del mercado, la expectativa en general es que la inflación en Estados Unidos en un año esté por debajo del 3 por ciento. Esto significa que sí están considerando que la inflación va a bajar y si eso da, entonces van a cambiar mucho las condiciones financieras y los desacomodos de inversión dentro de los países, porque hoy están distorsionados porque hay una tasa real muy negativa en Estados Unidos y en Europa y si efectivamente va a bajar mucho más rápido la inflación en Estados Unidos que en muchos países emergentes, podemos ver reacomodos en inversiones muy interesantes el próximo año que nos hagan tener otro tipo de estrategia a la que hemos vivido en este año, anormalmente.

     

    MANUEL SOMOZA: Me gustaría saber tu opinión e China, de qué posibilidades le ves a que realmente se aparten de esta reglita del Covid Cero que está lastimando su economía y la economía del mundo y cerrar platicando un poquito del PIB de México que salió también en esta semana. Vamos con China.

     

    JORGE GORDILLO: Bueno, rápido, en China acaban de anunciar que están evaluando que el próximo año ya quiten toda esta política de Covid Cero, ya no va a haber confinamientos en las ciudades, van a tener otro tipo de estrategias, saben ellos que no están consiguiendo la meta de crecimiento y entonces quieren romper para poder entrar de lleno a una recuperación más constante. Esta es una muy buena noticia para los mercados, una muy buena noticia para la economía.

     

    En cuestión de México, el dato del tercer trimestre del PIB fue mucho mejor a lo que esperaba el mercado, un crecimiento arriba de 4 por ciento en términos anuales, esto hace que la economía mexicana haya crecido 2.7 por ciento en términos reales, o sea, por encima de la inflación en lo que va del año, de enero a septiembre, y hace pensar que la economía a lo mejor crece arriba del 2 por ciento, incluso pueda crecer arriba del 2.7 por ciento.

     

    La comparación para el próximo año en una época de percepción mala, nuestra estimación es que la economía crezca .9 por ciento para el próximo año.

     

    MANUEL SOMOZA: Gracias Jorge. Pues se nos acabó el tiempo, muchísimas gracias, pero sobre todo, gracias a todos ustedes que están con nosotros semana a semana aquí en Milenio Mercados en Perspectiva. Nos vemos pronto.

    06/11/2022